Tanto si necesitas una mudanza de verano, como si es permanente, en verano hay que tener cautela y extremar precauciones. Debes tener en cuenta una serie de cosas que no te plantearías en otra estación. Atento a lo que te contamos a continuación, porque estamos seguros que te será muy útil:

 

Separar los bienes de primera necesidad con lo que no vas a utilizar

Es la primera respuesta que debes darte. Debes hacer un inventario de todo a trasladar, para tenerlo organizado y saber el tratamiento que deberá recibir cada caja. El calor es el factor fundamental, va a ser el que organice tu mudanza. No toda tu mudanza va a aceptarlo del mismo modo, ni del mismo estado de ánimo, por ello, debes hacer todo lo posible por evitar las horas de máximo calor.

En primer lugar, deberás deshacerte de todo lo que no vayas a volver a utilizar. Después, organiza lo que necesitas tener a mano, y lo que puede ser empaquetado. A continuación, es el momento de planificar las horas respecto al peso de las cajas o los muebles que tengas que trasladar.

 

Aprovecha las oportunidades del verano

Durante el verano es más fácil conseguir tiempo libre, ya sea por las jornadas especiales de la estación, o por las vacaciones. Así que, la planificación puede realizarse de forma más tranquila y organizada. Además, los niños al no tener colegio, no tienen porqué estar presentes durante el traslado, y después, es más fácil acostumbrarlos sin tener que seguir ellos una estricta rutina de colegio.

Es más fácil adaptarse al entorno. Normalmente en verano los vecindarios están más tranquilos y se respira más calma de la habitual. Es posible que también calmen los nervios que suele producir una mudanza.

 

Plantearte si necesitas servicios especializados

Si una vez has empezado, te das cuenta de que hay más de lo que en un principio pensabas, no te asustes y contacta con un profesional. Actualmente podemos hacerte un presupuesto personalizado solo para aquello que necesites. Y a ti, facilitarte mucho el proceso.

El verano puede crear más ansiedad que otra época del año. El calor y las altas temperaturas provocan malestar y un cansancio prematuro. Has de estar preparado y bien hidratado. Si el paso de la organización es satisfactorio, la mudanza será un éxito. Puede que tan solo necesites que los especialistas trasladen tus muebles más grandes y pesados.

Esperamos haberte ayudado a la hora de decidirte cuando hacer tu mudanza. Si tienes cualquier duda o valoras contratar una empresa de mudanzas, en Grupo Guzmán te ayudamos sin compromiso.

¡Calcula tu presupuesto!